InicioPatagoniaAonikenkPuebloSociedad

Sociedad

Abuela Aonikenk de más de cien años. Foto Agostini, 1945.Se organizaban socialmente en tribus, conformadas por varias familias emparentadas entre sí.

El cacique era el encargado de guiar y organizar las cacerías y frecuentes traslados del campamento.

La unión de varias familias ligadas por una relación de parentesco, conformaba una agrupación o tribu organizada bajo un jefe que dirigía las cacerías, expediciones y mediaba en los conflictos internos.

El cacique no era un líder político, su acción se concentraba más bien en la organización de ciertas actividades prácticas en cada tribu.

En caso de guerra con otras etnias, como los Puelches y los Mapuche, los caciques se unían y planeaban en asambleas las estrategias a seguir.

Los Aonikenk, además de ser una de las etnias más altas del mundo, eran longevos, a pesar de las extremadas condiciones climáticas.

El explorador Ramón Lista, quién convivió con los indígenas hace más de un siglo, constató en esa época la existencia de miembros de la comunidad octogenarios, nonagenarios e incluso algunos centenarios.